jueves, 10 de diciembre de 2015

Resiliencia

  

  “Solo amigos”. Dos palabras duras y frías. Tan pequeñas que resulta irónico que produzcan un dolor tan grande. Dos mundos ajenos pero interconectados. Dos vidas, dos caminos. La ilusión de que las cosas no cambien, la realidad de que nada volverá a ser como antes. Sí, al principio seguiréis hablando: preguntas superfluas y banales que pretenden encontrar un sentido a esa nueva situación. Con gran elocuencia ocultarás esos ojalá que luchan por hacerse un hueco. Después te entrará la melancolía y una sensación de vacío interno que hará que te arrastres por una segunda oportunidad. Y harás el gilipollas, porque luego te sentirás como una imbécil; pero claro, no te das cuenta de ello hasta pasado un tiempo.
   
   Pasada esa fase en la que has perdido tu dignidad de una forma realmente admirable a la par que estúpida, te decidirás a pasar página. Al principio poco a poco, casi con la resignación de que las cosas tienen que ser así y con la esperanza de escribir aunque sean unas líneas más; después, empezarás a coger ritmo y cuando quieras darte cuenta habrás dejado atrás ese y muchos otros capítulos de tu vida que habrán pasado a tu lado y de los cuales ni siquiera te has percatado. De esta forma, las conversaciones que antes manteníais se retrasarán días, semanas, meses e incluso años, hasta que se restrinjan a esas fechas concretas, en las que tienes que ser educada por obligación y desearle aquello de lo que te privó. Maldita Navidad y maldito cumpleaños.
   
   Y después, nada. Le olvidarás. Y él a ti, aunque bueno, él ya lo hizo. Alguna vez podrás pensar en él, pero será algo vago y demasiado efímero  como para pararte a pensar en ello el tiempo suficiente y que te importe.


…Y serás libre…






6 comentarios:

  1. Hola! Cuanto tiempo!! Me alegro mucho volver a encontrarme una entrada tuya :)
    Me encanta lo que has escrito, defines perfectamente por todo lo que pasamos cuando dejamos atrás una relación. Sobre todo me quedo con ese final, lo has definido perfectamente :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Muchísimas gracias! Sí que es cierto que hace mucho que no escribo pero porque tampoco tengo tiempo jejeje. El otro dia me vino la inspiración y no quería dejarla escapar!! Espero pasarme este finde por tu blog!
      UN beso!!

      Eliminar
  2. Hola. Me encanta la manera que haces de que en muy poco dar tanto, esta entrada es más larga de las que he leído de tu blog, y me alegro muchísimo haberla descubierto, es precioso. Que final con mas razón, perfecto.
    Muchos besos, nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! Mil gracias por leerme!! Un beso muy grande!

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Como se notan los exámenes, la mayoría hemos estado muy desaparecidos...

    Me ha encantado el texto, sobre todo porque ayer por la noche tuve ración de alcohol y críticas a pasadas relaciones, y al verdad, es que esas tres últimas líneas son lo más acertado.
    Un besito y espero verte por mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! Y sí, se nota! Pero bueno, poco a poco. Casi que siento que te sientas identificada pero si todo pasó me alegro ^^

      Claro que me verás por tu blog, de hecho, ya por fin he enviado el texto para el concurso!

      Besos!

      Eliminar

¡Eii! Sí, correcto. ¡Vas a dejar un comentario! Mi blog y yo te estaremos agradecidos eternamente, nos encanta leer lo nuevo que la gente tiene que decirnos pero... ¡Por favor! Nada de Spam y comentarios 100% respetuosos. Si vas a cumplir todo esto... ¡Adelante! Espero ansiosa tus palabras.