viernes, 6 de diciembre de 2013

"Violencia de género"


   La violencia de género consiste en el maltrato, tanto físico como psicológico, de la mujer por parte de su pareja. Es sometida a vejaciones y privada de libertad. Su dignidad queda seriamente dañada y se la somete a un trastorno mental tan grande que finalmente termina aceptando su situación como algo que está bien. ¿Es un problema que atañe única y exclusivamente a la pareja? No, es un problema que llama a voces a la implicación ciudadana para erradicar estas desigualdades e injusticias.
   
   ¿A cuándo se remontan dichos actos? ¿Es algo “moderno” y pasajero? La violencia de género, la sumisión por parte de la mujer y las desigualdades que esta ha sufrido es algo que se arrastra desde hace mucho y que, desgraciadamente, muchos han adoptado como un estilo de vida. Creo que un hecho clave y pionero en el principio de la discriminación, fue el papel que jugó la Iglesia (y en menos medida sigue jugando) en la forma de vida y de pensar de las personas. Según la Biblia, la creación del ser humano fue debido a la voluntad de Dios. Primero fue Adán, el hombre, y de su costilla nació posteriormente Eva. Desde este momento ya se simboliza el papel de relegación a un segundo plano de la mujer; la costilla de la que nacimos, perteneciente a Adán (a mi juicio) viene dado como símbolo de pertenencia y dependencia. Si Adán no hubiese existido, nosotras tampoco. Posteriormente tenemos el destierro del Paraíso. Condenados a trabajar y a ganar con el sudor de nuestra frente el pan del que nos alimentamos por culpa de Eva, la cual nos condenó al pecado. Realmente me parece una sutil inclinación a afirmar que las mujeres estamos tentadas al pecado, no sabemos controlarnos ni juzgar coherentemente debido a nuestra poca inteligencia. Todo esto era considerado Palabra del Señor y como tal debía aceptarse. En una sociedad totalmente teocentrista  como las que eran hace varios años atrás, y como la siguen siendo algunos países hoy en día, la libertad de pensamiento estaba muy limitada. Era prácticamente nula. El mundo fue evolucionando y con él la sociedad, pero a pesar de ello la Iglesia siguió manteniendo una presencia constante y sus dogmas continuaron siendo aceptados como correctos. ¿La demostración de estas verdades? Unos cuantos papeles escritos por un autor desconocido. A día de hoy la Iglesia apenas ha cambiado su visión del mundo y, pronunciándose muy levemente, sigue dejando claro lo que piensa sobre este tema de desigualdad. Siempre he oído que Dios quiere a todos por igual y sin diferencias. Todos somos sus hijos. Entonces, ¿por qué Dios permite tales injusticias y desigualdades? Si verdaderamente existiese un Dios que fuese en verdad justo no creo que tolerara estos actos y menos en su nombre. A pesar de todo, tampoco pienso  que deba recaer toda la culpa sobre la religión. Ella es un aliciente pero la forma de pensar es nuestra y nadie dirige sobre ella a no ser que nosotros lo permitamos.
   
   En cuanto a nivel personal, creo que reside en nosotras, las mujeres, la voluntad de que esto cambie. Muchas mujeres lucharon por nuestros derechos y consiguieron grande logros pero, ¿qué estamos haciendo por conservar y continuar con ese trabajo? Pienso que muy poco o nada. Continuamente me cruzo con chicas de mi edad y más mayores que no se respetan a sí mismas. Su forma de pensar, de actuar, e incluso de vestir, denigran totalmente la imagen que intentamos conseguir de igualdad. Si no nos respetamos a nosotras mismas ¿quién lo va a hacer? Realmente creo que esto es un obstáculo muy grande en la eliminación de estas segregaciones sexuales. Lo que creamos por un sitio lo destruimos por otro.

   Por otra parte, si la sociedad y el Estado se colocan una venda en los ojos ¿seríamos los suficientemente poderosos para continuar con nuestra lucha?  Hace pocos días se ha publicado el libro <<Cásate y sé sumisa>> escrito por un Arzobispo de Granda que con pasajes como estos: “Ahora es el momento de aprender la obediencia leal y generosa, la sumisión” pretende ser un libro que eduque y muestre otro aspecto de la familia. ¿El Gobierno piensa hacer algo al respecto? Es verdad, un derecho fundamental de las personas es el derecho a la libertad de expresión ¿pero no hay límites? Creo que tu libertad termina cuando comienza la de la persona que está a tu lado y esta escritura pienso que alienta al machismo, a continuar con una sociedad medieval y que atenta contra la dignidad, libertad y respeto de la mujer. ¿Porque sea la “opinión” de alguien debemos permitirlo? ¿Debemos dejar que la gente se ampare en su derecho de libertad de expresión para dañar a otras personas? ¿Es que esta publicación no amenaza con destruir todo lo creado hasta ahora? ¿O acaso es que estamos haciendo un mal uso de los derechos? La violencia de género no es algo que sufre la señora que sale en una película medieval, es algo que sufre tu vecina, tu compañera de clase e incluso puede que hasta tu hermana. La violencia de género, la discriminación y la desigualdad no es algo que debamos tomar a la ligera, es un hecho que destruye hogares, vidas y a personas. ¿Queremos un cambio? Empecemos por cambiar nuestra desfasada y pobre mente que nos encierra en dogmas y creencias, miedos que nos impiden ver la luz y disminuyen la gravedad del asunto. No todo vale y lo que hagamos en el día de hoy tendrá su eco en el mañana.
  




14 comentarios:

  1. No podría estar más de acuerdo contigo, pero lo más importante es que las mujeres debemos saber dónde están los límites y no quedarnos quietas, somo IGUALES que loshombres, sin nosotras no existirían ellos ya que creamos la vida.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, de nosotras también depende la evolución de la desigualdad y la erradicación de las discriminaciones. Sin nosotras ellos no existirían, pero sin ellos nosotras tampoco existiríamos. Nos necesitamos mutuamente, somos un equipo, y como tal debemos continuar.
      Un beso y gracias por comentar :)

      Eliminar
  2. Es un tema peliagudo y cada vez con más polémica. Estoy totalmente de acuerdo. La verdad es que eso de cásate y se sumisa no va mucho conmigo y creo que cada mujer tiene que luchar, pero a la vez unirnos todas para evitar situación limite (WTF, ¿quién publica eso? ¿en que nos hemos convertido las mujeres?).

    Besos y buena entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que conmigo tampoco, es lo opuesto a mi forma de pensar. Sinceramente, yo no entiendo cómo dejan publicar tales cosas, pero más indignante es que haya sido de los más vendidos en Amazon. En fin...
      Gracias por comentar ^^

      Eliminar
  3. El maltrato de genero es un tema con el que estoy muy concienciada. No quiero mas "10 mujeres mas han muerto este mes", no ni una mas.
    Y con respecto al libro del arzobispo me parece una barbaridad, la mujer debe tener derecho a ser libre y que nadie la obligue a nada.
    Estoy totalmente de acuerdo con tus palabras Cristina, muy ciertas.
    Lena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu apoyo. Ese libro más bien es una aberración, y una barbaridad la gente que lo compra. No sé hasta dónde vamos a llegar.
      Un abrazo y gracias por comentar :)

      Eliminar
  4. Estoy de acuerdo, pero creo que los hombres tambien tenemos que cambiar la mentalidad, por suerte muchos lo hemos hecho y luchamos por la igualdad real pero, en mi humilde opinion, mientras gobiernen personas religiosas habrá desigualdad porque siguen lo escrito en la biblia(lo que les interesa seguir). Este es un temq con el que debatiria horas seguidas pero no voy a poner aqui el quijote. Respecto a la libertad de expresión...con la nueva ley de seguridad ciudadana solo la tendran quien quiera el gobierno...

    Bueno a lo que iba, totalmente de acuerdo, hay que acabar con esos retrogrados que creen en que el hombre es mejor que la mujer.

    Un abrazo! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... no crea que tenga más que añadir porque ya lo has dicho todo jajajaja. Muchísimas gracias por comentar.
      Un abrazo!

      Eliminar
  5. Estoy totalmente de acuerdo contigo, la violencia de genero esta presente en el día a día en la vida de muchas mujeres que quizás aun no se han dado ni cuenta por lo que están pasando. Lo importante es tener las cosas claras y saber que somos iguales a los hombres. Y comparto demasiado tu pensamiento de que muchas mujeres lucharon por un montón de derechos que tenemos hoy en día y en general no les dan mayor importancia, los pensamientos y el vestir de algunas mujeres denigran al genero y somos blanco de ofensas abaladas por algunas.
    El libro que comentas no entiendo como puede ser uno de los mas vendidos por Amazon, incluyendo otros libros que son novelas récord de ventas pero que te muestran una forma de ver el "amor" en total desmedro de tu persona, en fin.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acuerdo que el otro día estuvimos hablando de ello en clase y una compañera (y amiga) mía decía que por la forma de actuar de algunas mujeres o de pensar la sociedad no va a cambiar de parecer. No estoy de acuerdo. Fueron gracias a mujeres por lo que la sociedad a conseguido cambiar y mejorar y puede ser por mujeres volver a antaño. Si una sola mujer se deja avasallar por su marido muchas más vendrán detrás pero bueno... solo es mi opinión.
      Un beso y gracias por aportar tu granito de arena!

      Eliminar
  6. Creo que hay dos grandes pilares en los que todos deberíamos ponernos de acuerdo y empezar a trabajar inmediatamente:
    -El maltrato es la punta de iceberg, que nos indica que la mayor parte del problema sigue oculto y se basa, principalmente, en una cuestión de desigualdad de género. A partir de aquí se pueden matizar y añadir miles de cosas, pero se debe partir de aquí.
    -Es un problema que no se trabaja -aunque ayude- desde la raíz a base de publicidad en los medios. Debería haber mucho más contenido destinado a ello en la educación. Y no sólo al tema en cuestión, a veces inculcando otro tipo de valores, se ayudaría mucho a que cuando un niño crece, sea capaz de extrapolarlos al conjunto de valores general. Hablo del respeto, la tolerancia, o la idea del bien y el mal. A mí me parece que en la infancia deberíamos hacer más incapié en los valores, que en los datos, o en el cálculo -sin menospreciar a éstos últimos-.
    Todos debemos pensar en ello, y orientar el esfuerzo hacia la dirección adecuada.
    Yo no soy creyente, y aunque creo en ciertos valores, sobre todo de las palabras de Jesucristo, pienso como tú Cristina, y me parece muy adecuado que hayas reivindicado la responsabilidad de la Iglesia. Creo que ésta distinción de género,es uno de los mayores errores que ha podido cometer.
    A ver si un día te animas a escribir sobre religión, que estoy seguro que tu visión no nos dejará indiferentes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solo en la desigualdad sino también en el miedo. El miedo a las consecuencias, o incluso la esperanza de que eso cambie pero no... Si permites el primer tortazo vendrán muchos más y no solo con mujeres sino también con hombres (aunque el caso de las mujeres es más sonado). Es un tema que da mucho para hablar y creo que con todo lo que has dicho junto con lo mío ahí arriba hay suficiente material como para reflexionar.
      Gracias por comentar Diego, es un placer leer tus opiniones ^^^
      Besos!

      Eliminar

¡Eii! Sí, correcto. ¡Vas a dejar un comentario! Mi blog y yo te estaremos agradecidos eternamente, nos encanta leer lo nuevo que la gente tiene que decirnos pero... ¡Por favor! Nada de Spam y comentarios 100% respetuosos. Si vas a cumplir todo esto... ¡Adelante! Espero ansiosa tus palabras.